Edna Monroy
You Are Reading

DÍA INTERNACIONAL DE LA MUJER

0
BELLEZA NATURAL

DÍA INTERNACIONAL DE LA MUJER

Soy mujer y estoy orgullosa de serlo. Creo que, por cuestión de machismo, me ha costado más, pero he aprendido también más cosas. Desde chiquitos nos enseñan la diferencia entre hombre y mujer, que los hombres son rudos y fuertes, y las mujeres delicadas y femeninas. Que los hombres son azul, coches, velocidad, y las mujeres somos rosa, muñecas y manualidades. Aun así, nunca deje de ser una mezcla niña-niño, era rebelde y me trepaba a los arboles con los niños, pero también jugaba con las muñecas. Mi papá me decía que “no era una niña normal” y tenía razón.

En la sociedad existen los estereotipos, la educación, el machismo, y muchos otros factores que a través de los años nos han diferenciado, viéndonos a nosotras como el sexo débil y a ellos como el fuerte.

Hoy en día, las cosas van cambiando finalmente. Vemos grandes y exitosas empresarias, líderes de opinión, que han ido cambiando esta historia. Muchas de las mujeres ya no son amas de casa como se los exigían los maridos hace algunos años, sino que trabajar a la par de ellos y ayudan para sustentar su casa. Hoy nos damos cuenta de que no somos menos, ni más, somos iguales, y que, aunque cada quien puede tener un rol, ya es decisión de la mujer si lo toma, como el hecho de ser madre.

Ya no está mal visto que las mujeres se casen grandes, ya no son unas solteronas, sino mujeres que decidieron trabajar y vivir para ellas. Ya no está mal visto que no quieran tener hijos, ahora pueden darse el lujo de trabajar y viajar toda su vida. Ya no está mal visto que paguen la mitad de la cuenta porque quieren, o que trabajen para ayudar en casa. Hoy por hoy, cada quien tiene la decisión del futuro de su vida, sin que te juzguen, sin que tengas que rendir cuentas a la sociedad.

Por eso, por luchar por lo que quieres, por lo que sueñas, por lo que eres y representas: FELIZ DÍA INTERNACIONAL DE LA MUJER, que se celebra este 8 de marzo. Y por si no sabías, te voy a platicar un poco de porque se festeja, y esto no fue por carácter romántico, sino político y social.

Desde 1910, la Internacional Socialista, reunida en Copenhague, proclamó el día de la mujer como festivo internacional. Fue un homenaje al movimiento en favor de los derechos de la mujer.

La primera celebración oficial para las mujeres fue el 19 de marzo de 1911, en Alemania, Suiza, Dinamarca y Austria, en donde asistieron más de un millón de mujeres y hombres. Se exigió el derecho al voto, ocupar cargos públicos, el derecho al trabajo, la formación profesional y a la no discriminación laboral.

Entre 1913 y 1914, las mujeres rusas celebraron su primer Día Internacional de la Mujer el último domingo de febrero de 1913 en el marco de los movimientos a favor de la paz que surgieron en vísperas de la primera guerra mundial.

En el resto de Europa, las mujeres celebraron mítines en torno al 8 de marzo del año siguiente para protestar por la guerra o para solidarizarse con el resto de las mujeres.

En 1917, como reacción ante los 2 millones de soldados rusos muertos en la guerra, las mujeres rusas escogieron de nuevo el último domingo de febrero para declararse en huelga en demanda de “pan y paz”. Cuatro días después el Zar se vio obligado a abdicar y el gobierno provisional concedió a las mujeres el derecho de voto. Ese histórico domingo fue el 23 de febrero, según el calendario juliano utilizado entonces en Rusia, o el 8 de marzo, según el calendario gregoriano utilizado en otros países. Desde entonces se celebra el Día Internacional de la Mujer.

BENEFICIOS DE SER MUJER

  • UMBRAL DEL DOLOR ALTO: Es sabido que los hombres son más exagerados en todo, cuando les duele algo se tiran en la cama y no se pueden mover, mientras que nosotras jamás dejamos de hacer nuestras tareas diarias. Es por eso que el parto lo tenemos nosotras, pues ellos no aguantarían el dolor.
  • SI LLORAMOS NADIE NOS JUZGA: Aunque hay algunos hombres sensibles que no les importa llorar frente a los demás, por lo general ocultan sus sentimientos y sus lágrimas para no ser vistos como débiles. En cambio, una mujer puede llorar de tristeza al ver una película, de felicidad al ver a un ser querido, o simplemente porque quiere, y nadie la juzga.
  • NOS CEDEN EL LUGAR: Siguen existiendo los hombres caballerosos (aunque están en peligro de extinción), que nos ceden el lugar cuando vamos en el transporte público, estamos en la fila interminable, nos abren la silla y nos cierran la puerta del coche. Sí, es verdad que queremos igualdad, pero eso no deja de ser un acto de caballerosidad, de masculinidad, y nos encanta.
  • ECHARLE LA CULPA A LA MENSTRUACIÓN: Si estamos irritables, de malas, estresadas, podemos echarle la culpa a esos días del mes, que son difíciles, que nos hacen más sensibles. No es nuestra culpa, es de las hormonas alborotadas.

Y según la ciencia:

  • SE ENFERMA MENOS:Un estudio realizado por la Universidad McGill encontró que la mujer cuenta con un sistema inmune más fuerte. Según la investigación, el estrógeno colabora para que el organismo luche contra las infecciones.
  • SE COMUNICA MEJOR:De acuerdo con un estudio de la Universidad de Manchester, el sexo femenino cuenta con habilidades de comunicación superiores, y utiliza un vocabulario más amplio en encuentros sociales.
  • VIVE MÁS:Un estudio de la Universidad de California y la Universidad de Riverside reveló que el 85% de la población mundial mayor de 100 años corresponde al sexo femenino. La investigación también arrojó que las mujeres viven en promedio entre 5 y 10 años más que los hombres.
  • RECUERDA LO AGRADABLE:Suelen traer más a la memoria los buenos momentos, según un estudio publicado en LiveScience, en contraste con la población masculina, que es más propensa a recordar imágenes brutales y dolorosas.
  • APRENDE MEJOR:Un estudio realizado por las universidades de Georgia y Columbia descubrió que la mujer es mejor estudiante porque tiene un mejor enfoque a la expansión en su mente. Además, es más atenta y más organizada.

¿Sabias todo esto de la mujer? Siéntete orgullosa de serlo o de tener cerca a una.

Namaste,