LA BELLEZA INTERIOR DE LA MUJER

¿Cuantas veces te has dicho a ti misma: “no me siento bien”, “no me siento bonita”, “no me gusta mi cuerpo”, “no me siento feliz”, “me siento gorda”, “nadie me voltea a ver”, “no me queda mi ropa”? Seguro que, si estás leyendo, es porque una de estas frases te suena conocida.

Y es que nosotras nos repetimos una y otra vez estas frases hasta el punto en el que nos la creemos. Nos auto saboteamos, nos castigamos, hasta crear inseguridades, bajándonos la autoestima y el amor propio.

Ahora te invito a pensar, ¿qué es lo que te gusta de ti? Tomate unos minutos para pensar en eso y escribir en un papel, haciendo una columna de lo físico y en otra lo intelectual y emocional.

Es un error pensar que somos “algo”, pero en realidad no es como nos ven los de afuera. ¿Te ha pasado que piensas que no te ves bien, y cuando llegas a un lugar, todos los comentarios son positivos? Pero es tanto lo que insistimos en nuestros defectos o ideas que nos hacemos en la cabeza, que logamos que los demás nos vean así. Hacemos que las personas alrededor nos vean con un disfraz que no nos pertenece, y todo eso porque nosotros tenemos creencias limitantes sobre nosotros mismos. De ahí el famoso dicho que dice: “Somos lo que pensamos”.

En realidad, no son más que estereotipos que nos pone la sociedad, reglas que debemos seguir, si no, estamos mal. Nosotras debemos casarnos jóvenes para formar una familia, a la cual le debemos de dar todo nuestro tiempo, incluso el que no tenemos. Nos descuidamos a tal grado que a veces no podemos ni bañarnos, llevamos a los niños al colegio y a las clases, esperamos al esposo con la comida caliente, nos partimos en 10 diferentes profesiones como doctora, nana, cocinera, ama de casa, plomera, costurera y ¿Cuántas más cosas no somos? ¿Cuándo tiempo le dedicamos a los demás? ¿Cuánto tiempo nos dedicamos? ¿Por qué nos dejamos en último lugar, en el olvido?

Por eso el día de hoy trabajaremos en el amor propio, en el amor como mujer, en sentirnos orgullosas de lo que somos. Saber que el sexo femenino no es el sexo débil, sino el sexo que da vida, que crea.

Aquí te voy a dar unos tips para sentirte bien contigo misma:

  1. AMÁTE A TI MISMA: Al igual que una flor necesita que la rieguen, si no nos regamos, nos secamos. Y es que, si le damos a nuestra mente y a nuestro cuerpo puras cosas que nos hacen daño y nos hacen sentirnos mal, eso vamos a cultivar. En vez de eso, vete en un espejo, di en voz alta todo eso que amas de ti, date tiempo, aunque sea unos minutos al día, para disfrutarte. Si, para disfrutarte a TI. Es increíble cuando llega ese momento en el que puedes ir a comer o al cine sola, y disfrutas tu compañía. Inténtalo de vez en cuando.
  2. NO VEAS SOLO TUS DEFECTOS: Que quede muy claro que TODOS tenemos defectos, aún tu amiga, la modelo de pasarela que crees que es perfecta y no entiendes porque nunca dura con el novio. Acepta tus defectos, aprende a vivir con ellos, y si puedes trabajar en cambiar algunos, hazlo. Pero no te juzgues, pues mucho de lo que somos lo aprendimos desde pequeños o son causa de cosas difíciles que hemos vivido.
  3. ELIMINA LA AUTOCRITICA: En vez de estarte restregando todos los días eso que no te gusta, empieza a cambiar la táctica a lo que SI te gusta. ¡No seas tan dura contigo misma! Trata de detener la autocrítica cada vez que empieces con ella, acuérdate que eres TÚ quien define qué y quien eres.
  4. SE POSITIVO: Cuando empiezas a pensar positivamente sobre ti, la autoestima crece, junto con el amor propio. Pega esa lista que hiciste hace rato en el espejo en el que te ves todos los días y recuérdate lo única e increíble que eres, por el hecho de ser TÚ.
  5. RECONOCE TU ESFUERZO: No siempre vamos a tener éxito lo que hacemos, pero no se trata de ganar. Recuerda que todo conlleva un aprendizaje que te hace saber qué es lo que quieres y lo que no. Así que no te reprendas si no conseguiste algo, siempre ve el pasado como un maestro.
  6. DEJA IR LA PREOCUPACIÓN: Es horrible vivir una vida llena de preocupaciones, de si los niños llegaron a tiempo a la escuela, de si esta la comida lista para el esposo, de si los perros comieron el día de hoy. La preocupación no nos lleva a ningún lado, y no podemos lograr que todo suceda a través de nosotros. No trates de controlar todo para llevarlo a la perfección. Lo imperfecto y lo espontaneo también tiene su lado hermoso. Deja de atormentarte por aquellas cosas que están más allá del poder de nuestra voluntad.
  7. CONFIA EN TI MISMA: Todo eso que crees que no puedes hacer, tienes toda la razón, no podrás hacerlo. Y esto sucede porque ya estamos limitando a nuestra mente a ver más allá, a dar un paso adelante. Debes de confiar en ti, en que lo puedes lograr, y solo lo puedes conseguir viendo la vida de una forma positiva.
  8. PERDONATE A TI MISMA: Si has cometido errores en el pasado que te hacen sentir mal, perdónate. Si es necesario, platícalo con alguien cercano o ten la humildad de pedir ayuda. Las terapias son muy buena catarsis. Al perdonar liberas a esa prisionera que llevas dentro.

¿Te gustó lo que estás leyendo? No te pierdas la próxima semana más tips para aceptarte, amarte y crecer. Créeme que en algún momento yo me sentí también atrapada, sin salida, sin autoestima, sin ganas… y por eso, te entiendo.

Nos vemos la próxima semana con más.

Namaste,